Globered
Consigue tu propia página web
 
0 0 0

Manipulación evangélica

Por: deneto | Publicado: 29/06/2011 01:56 | |
La manipulación evangélica
Es común ver las iglesias evangélicas llenas de personas en sus cultos y formar un grande escándalo  en su adoración. Cualquiera podría pensar que esa es la obra del Espíritu Santo, pero es común ver como muchos de sus miembros al poco tiempo se retiran o viven una vida doble y eso se debe a que   viven una pasajera emoción por Cristo  que al poco tiempo termina.
¿Cuál ha sido la causa para que las iglesias evangélicas se llenen y al poco tiempo sus miembros se marchen? ¿Han sido manipulados?
Para responder ésta inquietud existen diferentes factores que nos ayudaran a comprender un poco mejor éste fenómeno.
a) Manipulación por la música
La música influye enormemente en el estado de ánimo de las personas, ésta puede alegrar o entristecer a alguien. Dice la Biblia que el joven David, antes de convertirse en rey de Israel “ Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se apartaba de él” (1 Samuel 16:23)
En las iglesias evangélicas las mentes de las personas son manipuladas gracias a la sicología de la música. El culto comienza   con algunos cantos alegres   y bailables que hacen que la persona entre en calor y pronto se vea envuelta en aplausos, gritos   y saltos y hasta se llegue a pensar que allí está la presencia de Dios.
 Luego que la persona está emocionada y saltando en un solo pie, los cantores evangélicos utilizan la sicología de la música y magistralmente cambian los ritmos musicales y para abrir la mente de las personas y hacerla receptiva a cualquier enseñanza, pasan de unos cantos alegres y alborotadores a cantos tristes y melancólicos que hacen llorar a las personas y las conmueven emocionalmente. Luego que la persona ya está prácticamente hipnotizada por la sicología de la música entra el pastor y dice cualquier cosa que se le ocurra y la persona la acepta aún cuando su enseñanza contradiga las Escrituras y la persona cree que es palabra de Dios, pero es palabra de hombres.
Toda ésta emoción sicológica se debió a la manipulación de las mentes que hacen las iglesias evangélicas por medio de la música. Muchos podrían pensar que allí está Dios, que se enseñan cosas sagradas, pero si las personas son conscientes y analizan las palabras enseñadas por el pastor y las doctrinas de las iglesias evangélicas éstas están distantes de las verdaderas enseñanzas del evangelio.
 
  
b) Manipulación por el infierno
Una de las doctrinas más comunes en las iglesias evangélicas es la del infierno. Esta enseñanza pagana habla de un Dios cruel y airado que   solo esperando para arrojar en las llamas del infierno al incrédulo o desobediente.
La palabra infierno es traducida del latín infernus que significa lugar de tormento o castigo, pero debemos recordar que la Biblia no se escribió en latín sino en hebreo y en griego y es en esos idiomas donde debemos buscar el significado de dichas expresiones.
La palabra hebrea   seol significa tumba o fosa, sepulcro de acuerdo a Amós 9:2 “Aunque cavasen hasta el Seol, de allá los tomará mi mano; y aunque subieren hasta el cielo, de allá los haré descender”    Aquí vemos un claro ejemplo de lo que significa ésta expresión, solo es posible cavar en la tierra o tumbas y no en un supuesto infierno que arde con fuego y azufre
La palabra griega hades es traducida en el Nuevo Testamento y es el equivalente de seol. También significa tumba, sepulcro, fosa. Hechos 2:27  “Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción” Sería imposible creer que dicha expresión estuviera señalando que Jesús estuvo en el infierno, y la palabra solo señala que Jesús estuvo en la tumba o sepulcro al morir.
La otra expresión es la palabra griega gehena, que es la unión de las expresiones ge=valle hinom=hinom “Valle de hinom” de acuerdo a la historia y a la geografía  el valle de hinom era el basurero de Jerusalén ubicado al sur oeste y allí solo eran arrojados los cuerpos de los criminales o de las personas detestadas como una muestra de condena por sus actos al no hacerlos dignos de una tumba. Esta misma expresión es la que utiliza Jesús en san mateo 5:29,30 18:9   23:15 Marcos 9:43-47 Lucas 12:5 
Los escritos originales muestran que no hay un infierno que arde actualmente y en el que las personas se están quemando. Eso lo tomaron los evangélicos de las tradiciones católicas y lo enseñan y lo utilizan como parte de su sicología  
Lamentablemente los pastores y líderes evangélicos manipulan las mentes de las personas con las amenazas de que si no se arrepienten o se entregan se condenaran a arder en las llamas del infierno, hacen creer que si la persona no acepta a Jesús y muere lo más probable es que no se salve. Y con ésta manipulación muchas personas son obligadas prácticamente a entregarse y a volverse evangélico, pero la persona simplemente lo hace por temor mas no por amor.
 
 
 
c) Manipulación por espíritus
A los evangélicos les encanta hablar de Satanás y de demonios, basta escuchar uno de sus cultos para darse cuenta que los mencionan más que las veces que mencionan el nombre de Jesús. Ellos meten una sicología de miedo a las personas, similar al miedo que propagan por el infierno, ellos propagan una manipulación de espíritus en la que enseñan que hay espíritus territoriales   o que dominan un sector de una ciudad o barrio o que todo lo que les rodea o sucede se debe a algún espíritu y se la pasan reprendiendo.
Tienen manipulados a muchos miembros e incluso visitas con sus supuestas reprensiones a demonios y en casi todos sus cultos les reprenden los demonios a muchos de sus propios miembros. A un dolor de cabeza lo reprenden como si fuera un demonio, a un dolor de estómago, a un dolor de muelas a cualquier enfermedad o malestar le catalogan como demonio y le reprenden, pero el dolor sigue allí.
Aunque a muchos les parezca exagerar o solo criticas lo cierto es que los cultos evangélicos mueven demonios. Si tuviéramos la capacidad para verlos o para darnos cuenta como sobrevuelan y se pasean en medio de la algarabía evangélica o las oraciones de éstos entonces nos daríamos cuenta del grande peligro que encierran estos cultos que por medio de demonios o espíritus manipulan las mentes de las personas. Son espíritus los que provocan que las personas se tiren al piso, son demonios los que hace que las personas boten espumas por la boca, son espíritus los que hacen que las personas se den golpe contra las paredes o comiencen a saltar como locos de un lado para otro.
Basta leer las Escrituras para darnos cuenta que esa era la actitud de los profetas de Baal 
Al leer las escrituras encontramos la historia de Elías y los profetas de Baal, la cual nos puede ayudar mucho para comprender sobre éste asunto

1reyes 18: 25 -29 Entonces Elías dijo a los profetas de Baal: Escogeos un buey, y preparadlo vosotros primero, pues que sois los más; e invocad el nombre de vuestros dioses, mas no pongáis fuego debajo. Y ellos tomaron el buey que les fue dado y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Baal, respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho. Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos. Pasó el mediodía, y ellos siguieron gritando frenéticamente hasta la hora de ofrecerse el sacrificio, pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase.

En comparación con la oración de Elías
1 rey 18: 36 -38Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas.
Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja.

No hay dudas la adoración pagana dedicada al culto a Baal es la misma practicada en los cultos evangélicos y nada tiene que ver con la dedicada a Jehová
Comenta