Globered
Consigue tu propia página web
 
0 0 0

Preguntasy respuestas biblicas

Por: deneto | Publicado: 17/10/2011 04:18 | | #Cont:22
Página [1 2 3 ]
deneto
deneto
¿El séptimo día de adorar depende del día en que se empiece a trabajar?


Un viejo y desgastado argumento de algunos pastores evangélicos y promovido por algunos testigos de la warchtower dice que el séptimo día es el séptimo dependiendo del día en el que alguien empezó a trabajar. Así si alguien empezó a trabajar un jueves su séptimo día será el miércoles o si empezó un martes su séptimo día será un lunes.
Si se considerara en la Biblia que al Señor se le debe dedicar el séptimo día de trabajo, entonces dicho argumento pareciera ser válido para alguien que empezó a trabajar por ejemplo un martes o jueves o cualquier día de la semana y dedicarle al Señor el día que le dieron libre en la empresa donde labora. Pero en la Biblia no se enseña tal cosa y ella demuestra que tal argumento es errado.



a) Es el día al que el Señor designó con nombre propio.


La Biblia establece claramente que el Señor creo la tierra y lo que en ella hay en seis días y reposó el séptimo día(Gen 2:1-3) Desde la misma creación Dios estableció los días de la semana, pero reposó el séptimo día de la semana y le asignó un nombre propio: Sábado
Entonces no es el día que a mí me den libre en la empresa ni el séptimo día después de una semana de labores, es el día al que el Señor designó con nombre propio
En la Biblia a los días de la semana se les llama primer día de la semana, sexto día, etc. pero al referirse al sábado no se ocupa en solo llamarle el séptimo día, sino que Dios le dio nombre propio y lo llamó sábado.
El término sábado deriva del hebreo “shabbát” reposo, descanso, día de reposo. Es el púnico día designado por nombre propio en la Biblia y al único al que llama el Señor a dedicarle.




b) Es el día al que el Señor declaró santo y bendito}


Decir que le daré al Señor cualquier día de la semana o el día que tengo libre es errado porque Dios solo declaró uno como el único día santo y bendito.
Génesis 2:3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.
El sábado a diferencia de los otros días de la semana es el único al que el Señor santificó y bendijo. La palabra bendito deriva del hebreo “barak” bendecir con abundancia, loar, dichoso, bienaventurado, dar bendición.
Y la expresión santificar del hebreo “cadásh” que significa apartar, dedicar, consagrar, purificar, santificar.
Estas características especiales demuestran que no es dedicarle al Señor cualquier día de la semana, es dedicarle el día que él ha consagrado o puesto aparte y que le ha dado bendición con abundancia.



c) Es el día ordenado por el Señor


El séptimo día no es el día que me den libre en la empresa o el séptimo dependiendo del día en que empecé a trabajar.
Dios ordena clara y expresamente cuál es el séptimo día a reposar y a dedicarle exclusivamente a él


Éxodo 20:8-11
Acuérdate de santificar el día de sábado. Los seis días trabajarás, y harás todas tus labores. El día séptimo es sábado, o fiesta del Señor Dios tuyo. Ningún trabajo harás en él, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu criado, ni tu criada, ni tus bestias de carga, ni el extranjero que habita dentro de tus puertas o poblaciones. Por cuanto el Señor en seis días hizo el cielo y la tierra, y el mar, y todas las cosas que hay en ellos, y descansó en el día séptimo; por esto bendijo el Señor el día del sábado, y le santificó.
En la Biblia se establece claramente que el día a dedicarle es el sábado, no es el domingo, ni el martes ni el jueves o viernes, ni el día que me den libre en la empresa donde laboro. Dios ordenó claramente el sábado como día de reposo y no cualquier otro.




d) La Biblia no dice acuérdate de un día en la semana


La Biblia no dice que el día de reposo sea opcional ni que una persona puede elegir cualquier día de la semana o el que más le convenga. La Biblia no dice “Acuérdate de cualquier día de la semana para santificarlo” Tampoco dice “Acuérdate de elegir un día en la semana para santificarlo”. La Biblia dice “Acuérdate del día sábado para santificarlo”. La Biblia establece únicamente acordarse como día a santificar el sábado y no cualquier día de la semana.


Conclusión:
La Biblia no dice que cualquier día puede ser santo y cualquier día dedicarle al Señor, el único día declarado santo y bendito y al que llama el Señor a dedicarle es el día de reposo. El día de reposo no es el que me den libre en la empresa donde trabajo ni el que más me convenga para dedicarle al Señor, el día de reposo es el séptimo día de la semana. El día establecido por Dios en su palabra y llamado sábado
deneto
deneto
¿Dedicar el sábado o domingo a la adoración?



Cualquier persona podría decir que el día para adorar a Dios es lo de menos, porque esto se puede hacer todos los días, y esto es así, todos los días y a cualquier hora podemos adorar a Dios.
Pero a la hora de dedicarle un día, en forma exclusiva para adorarle y para olvidarnos de todas nuestras actividades de la vida cotidiana, para dejar a un lado nuestros trabajos y ocupaciones diarias entonces debemos recordar que Dios no pide cualquier día de la semana, debemos recordar que Dios pide en forma exclusiva el sábado(Éxodo 20:8-11)
El sábado es un día establecido por Dios, quien lo bendijo y lo apartó exclusivamente para él al declararle santo(Gen 2:1-3). El sábado es un día para apartarnos de nuestros trabajos, de nuestras conversaciones cotidianas, de nuestros caminos y actividades diarias y deleitarnos en Jehová(Isaías 58:13,14).
El sábado es un día para dedicarnos a hacer la obra del Señor, haciéndole el bien a los demás, ayudando al necesitado y a trabajar, no en nuestra obra, sino en la obra del Padre celestial (Mat 12:9-12)
Los argumentos de los que adoran en domingo
Algunas personas que adoran en domingo presentan algunos argumentos para hacerlo en este día y no dedicarle el sábado al Señor, entre ellos están:
a) Jesús resucitó en domingo:
Este vejo y desgastado argumento no tiene ningún fundamento bíblico. El hecho de que Jesús haya resucitado en domingo no indica que él con esto esté haciendo una nueva creación ni un nuevo pacto ni estableciendo un nuevo día de reposo. La Biblia no menciona nada de eso y esto es simplemente una excusa porque Jesús resucitó un domingo porque descansó el sábado en la tumba dejando ejemplo de obediencia aún en su muerte.
No hay un solo texto que establezca que el domingo es instituido como nuevo día de reposo por el hecho de que Jesús haya resucitado en dicho día.
b) No se ordena guardar el sábado
Algunas personas argumentan que no se debe guardar el sábado porque no hay un solo texto del Nuevo Testamento que ordene guardar dicho día, pero esto no es ningún argumento porque en el Nuevo Testamento tampoco hallamos un texto que Hable del tercer mandamiento “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano…” y no por eso se va a tomar vanamente el nombre de Dios.
Tampoco hay en el Nuevo Testamento un texto que ordene al cristiano no consultar a los muertos, no hay uno que ordene no practicar zoofilia, no hay uno que ordene devolver el diezmo, etc. Así que mencionar que no hay un mandamiento sobre el sábado en el Nuevo Testamento es una simple excusa y no se constituye ello en argumento.
Todas estas cosas junto al sábado no fueron reafirmadas por los discípulos ni por Jesús porque eran verdades que se conocían y que tenían bastante claras los hijos Dios.
Es bueno mencionar que Jesús estableció claramente, hablando de las señales que preceden su venida, que antes de su venida, su pueblo debía orar para que su huída no fuera en sábado:
“Orad para que su huída no suceda en invierno ni en sábado” (Mat 24:20) Nueva Versión Internacional
Con esto estableciendo que su pueblo guardaría el sábado antes de su venida y debía orar para no tener que salir corriendo en dicho día.
c) La ley está abolida.
Bajo este argumento citan pasajes como el de Colosenses 2:14-17 y Efesios 2:15 pero los estudios de los escritos originales establecen claramente que no se refieren al sábado semanal sino a los sábados ceremoniales que abarcaban los días de las fiestas judías y en Efesios se refería a la circuncisión y sus ordenanzas.
A la hora de aplicar ese supuesto argumento de decir que la ley está abolida solo pretenden aplicárselo al sábado, mientras que al resto de los mandamientos no. Pero para ello deberían presentar un texto que diga que de los 10 mandamientos el único abolido es el sábado, pero no lo presentan porque no lo hay, así que decir que no se debe guardar el sábado porque la ley está abolida, es totalmente falso.
Jesús mismo estableció que no había venido a abolir ni a la ley ni a los profetas, sino que había venido a cumplir o a llevarla a cabo también.
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” Mat 5:17,18
Y hasta ahora ni el cielo ni la tierra han pasado
d) El sábado era solo para los judíos
Este es otro desgastado argumento. No hay una sola evidencia bíblica que establezca que el sábado era solo para los judíos.
El sábado fue establecido por Dios desde la misma creación, muchos siglos antes de que existiera la nación israelita. “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gen 2:1-3)
El sábado fue dado como norma de obediencia y serviría como señal entre Dios y su pueblo, pero decir que era solo para ellos es algo contradictorio, debido a que fue dado en la creación, antes de que existieran los judíos y el mismo Jesús dijo que había sido dado a la humanidad.
“También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” Mar 2:27
El término hombre es traducido del griego “ándsropos” que significa gente, hombre, humano. Indicando que el sábado es un día que fue hecho por causa de la humanidad y no solo de los judíos.
Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que Jesús se presenta como el Señor del sábado “Sepan que el Hijo del hombre es Señor del sábado” Mat 12:8
Con ellos dando a entender que el sábado es un día de su propiedad. El término Señor deriva del griego “kurios” Señor, Soberano, Dueño, Amo. Así el sábado es propiedad exclusiva de Jesús, tal como lo dijera en Isaías 58:13,14 donde se dice que debía ser dedicado solo a hacer, hablar y actuar según la voluntad de Dios.
e) No hay evidencia antes de Sinaí
Algunos dicen que no se debe guardar el sábado porque no hay una evidencia que diga que se guardaba antes de la promulgación de la ley en el monte Sinaí y que por lo tanto fue dado solo a los judíos en el monte Sinaí. Pero yerran porque si hay evidencias bíblicas que establecen que el sábado se guardaba antes del Sinaí.
1. Guardado en Egipto.
Faraón se quejó ante Moisés y Aarón de hacer cesar al pueblo de sus obras
“Dijo también Faraón: He aquí el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros les hacéis cesar de sus tareas” Ex 5:,5
Es interesante notar que la palabra traducida como “cesar” en el versículo 5 deriva de un término egipcio para sábado, y en hebreo la palabra que aparece es “shabát” y hace referencia a guardar el sábado.
2. Guardado en el milagro del maná
Cuando leemos Éxodo 16 podemos darnos cuenta que el mismo pueblo de Israel guardó el sábado no saliendo a recoger maná, antes de que Dios les dijera que lo guardaran, indicando con ello, que ya ellos conocían que el sábado se debía guardar.
16:21Y lo recogían cada mañana, cada uno según lo que había de comer; y luego que el sol calentaba, se derretía.
16:22 En el sexto día recogieron doble porción de comida, dos gomeres para cada uno; y todos los príncipes de la congregación vinieron y se lo hicieron saber a Moisés.
16:23 Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana.
16:24 Y ellos lo guardaron hasta la mañana, según lo que Moisés había mandado, y no se agusanó, ni hedió.
16:25 Y dijo Moisés: Comedlo hoy, porque hoy es día de reposo para Jehová; hoy no hallaréis en el campo.
16:26 Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará.
Esto demuestra que ellos ya conocían del mandamiento del sábado.
3. Abraham guarda los mandamientos
Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” Gen 26:5
En este pasaje se utilizan 4 términos diferentes. Mshmart, mzvot, huqot y torot (de Toráh: ley) para describir que Abraham guardó los 10 mandamientos.
¿Cómo sabemos que guardó los mandamientos y entre ellos el sábado?
Si recurrimos al método de comparación de textos o términos, entonces podemos comparar el término mandamiento(Toráh), con el utilizado por Dios en Éxodo 16: donde hablando del sábado le menciona como uno de los mandamientos de la Toráh
“Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” (Gen 26:5)
“Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?” (Ex 16:28
De Abraham se dice que guardó las leyes de Dios, mientras que en Éxodo dice que el sábado era parte de esas leyes, con ello se puede deducir que Abraham guardó el sábado.
e) Gentiles no guardaron el sábado
Este argumento carece de base bíblica y solo es utilizado como una excusa porque si leemos la Biblia podemos darnos cuenta que los gentiles guardaron el sábado y lo dedicaron a la adoración a Dios.
Hechos 13:42-44
Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente día de reposo les hablasen de estas cosas.
“Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios.
El siguiente día de reposo se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios”
Hechos 18:4
“Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos”
Algunos como argumento dicen que Pablo ingresaba a la sinagoga a evangelizar a los judíos, pero ese argumento es errado porque dice la Biblia que él ingresaba allí conforme a su costumbre(Hechos 17:2).
No hay un solo texto bíblico que diga que los apóstoles o los primeros cristianos se reunían en domingo. Todas las ocasiones son presentados como congregados en sábado conforme al mandamiento.
Conclusión:
Adorar en sábado o domingo es igual, todos los días son de Dios. Pero dedicarlo exclusivamente para la adoración la Biblia establece que para ello Dios dejó el sábado y no otro día. No hay una sola evidencia bíblica que confirme que el día de reposo es el domingo. Dios nos dejó seis días para hacer todas nuestras labores y actividades y solo nos pide que le dediquemos exclusivamente el sábado a su obra. Se pueden presentar muchas excusas para decir que no es necesario guardar el sábado, pero en la Biblia no hay una sola evidencia que confirme eso. Como cristianos debemos dedicar el sábado al Señor porque fue el día que él estableció, porque es el día que Jesús reconoce como su día y porque es el día que guarda el pueblo de Dios antes de la segunda venida de Jesús.


Referencias:

Biblia Reina Valera 1960

Biblia Nueva Versión Internacional

Guia de estudio de la Biblia de escuela sabática, primer trimestre 2012, pag 52,53
deneto
deneto
¿Jesús cumplió la ley por mí?

Algunos cristianos basados en S. Mateo 5:17-18 argumentan que ellos no necesitan guardar la ley porque ya Jesús la cumplió por ellos, otros argumentan que al Jesús cumplir la ley no es necesario guardarla porque esta estaría solo hasta que toda ella se halla cumplido y ya Jesús la cumplió.
Pero debemos preguntarnos ¿Realmente Jesús cumplió por mi la ley? ¿Dio Jesús nuevos mandamientos? ´¿Qué significa la palabra cumplir? ¿La ley fue solo hasta que Jesús la cumplió? ¿La ley fue solo hasta que todo llegó a cumplirse?
El texto dice:
5:17-18 “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”





Analisis:
 
a)En este pasaje se utilizan algunos términos interesantes que nos ayudaran a comprender mejor el texto:
“Aborgar” καταλυσαι gr Katalúo destruir, abrogar, derribar, deshacer, desvancer, salga hacia abajo
“Cumplir" gr Pleróo
"cumplido" gr ginomai
“Todo” gr panta
“Ley” gr nomos
 
b) Cumplir. Gr. pl'róÇ , "completar", "llenar". La afirmación de que al cumplir la ley moral Cristo la abrogó no armoniza con el contexto de la declaración del Maestro. Tal interpretación niega el sentido que evidentemente Jesús quiso transmitir. Según esa interpretación contradictoria, Cristo habría dicho que no había venido a destruir la ley, sino que al cumplirla la abrogaba. Esa interpretación pasa por alto la clara antítesis que hay en la palabra allá- "sino", "pero"- y hace que las dos ideas sean virtualmente sinónimos. Al cumplir la ley, Cristo tan sólo le dio un sentido más amplio, dando a los hombres un ejemplo de perfecta obediencia a la voluntad de Dios
 
c)Mateo usa una palabra bastante interesante para denotar el "cumplimiento" del v.17 (a diferencia de la usada en el v.18 que su traducción literal es "llegar a ser", γίνομαι), el cual tiene su forma griega πληρόω. Este verbo es un verbo contracto y está en su forma infinitiva en el texto. El sentido que da esta palabra es "llenar algo", "repletar" o "ser perfecto" en el sentido de "completo".

Por ejemplo, Juan 12:3 cuando María derrama el perfume se dice que la casa se "llenó"(πληρόω) de olor; curiosamente, Pablo en Romanos 8:4 dice que la ley debe "cumplirse (πληρόω) en nosotros"; y, 2 Corintios 10:6 dice que nuestra obediencia será "perfecta" o "completa" (πληρόω).

El análisis comparativo de dicha palabra provee una luz para poder entender el pasaje de Mateo 5:17 el cual dice que Jesús vino a cumplir la ley. Y el mensaje principal es que Cristo vino a poner en pié la ley de Dios, a enseñar que él podía cumplir al pie de la letra los mandamientos. El contexto y el texto griego no denotan un término en la ley, sino un cumplimiento, una obediencia perfecta (Cor. 10:6).
 
 
d) “Panta” návta siempre se traduce como "todo", y junto con el verbo γίνομαι se podría traducir, "hasta que todo llegue a ser". El verbo γίνομαι es deponente (terminación omai) y es semejante al verbo "estar" que nosotros utilizamos (de hecho muchas veces se suple el verbo eimí, "ser", "estar" por este verbo), y, no necesariamente implica un fin. Sino algo que llegará a estar completo, etc. El paralelo lingüístico es claro. La ley de Dios será cumplida en Cristo y llegará a ser en Cristo, pero, el texto no indica un final
 
 
 
e) ¿Pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido? ¿El límite de la léy esta condicionada en "llegar a ser"(cumplido)?
La lingüística no dice eso, ni mucho menos el paralelismo con el verbo πληρόω que no denota un término. Además, el verbo al cual hace alusión, παρέρχομαι, tampoco denota un fin. Se traduce a menudo por "estar cerca", de hecho, es un verbo con preposición (a menudo pasa eso en griego). Se compone de παρά que es una preposición que se traduce como "junto a", "al lado de". Y del verbo ἔρχομαι que se traduce como "voy" o "vengo". Por tanto la idea es sencilla y clara. Aunque pase (se acerque) el cielo o pase (se acerque) la tierra. La ley llegará a ser completa (πληρόω) en Cristo. Otra vez el texto no indica un fin.
 
 
f)Santiago 2:10-12
La Biblia no dice que la ley fue solo hasta Jesús:
2:10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad.
 
g)No hay un solo texto bíblico para argumentar o decir que Jesús guardó o cumplió la ley por mi y que ahora no debo guardarla. El pasaje de Mateo 5 está lejos de decir tal cosa.
 
h) En la biblia existen diferentes leyes: ceremoniales, morales, esclavitud, restitución, humanitarias, de la lepra, etc. El término utilizado en mateo 5:17 es nómos el cual designa ley en un sentido amplio y puede referirse a cualquiera de éstas.

Cuando leemos las sagradas Escrituras nos damos cuenta que no hay un solo texto bíblico que diga que los 10 mandamientos quedaron abolidos, se presentan como abolidos las fiestas y sus días de reposo, los sacrificios, la circuncisión, etc. pero no los 10 mandamientos.
 
 
i)Si leemos las Escrituras y la forma como ellas nos indican que las leyes ceremoniales y todas las que estaban relacionadas con fiestas, sacrificios y ritos de purificación eran sombra de algo porvenir y quedaron abolidas(col 2:16,17) y de establecer que no hay ningún texto bíblico que diga que la ley de los 10 mandamientos fue abolida, no así las otras leyes, entonces podemos darnos cuenta que la ley que Jesús no vino a abrogar en Mat. 5:18 fue la de los 10 mandamientos, ya que de las demás si hay referencias de abolición.



Conclusión:

Jesús en Mateo 5:17-18 lejos de enseñar que guardó por mi la ley y no necesito guardarla y lejos de decir que la ley se limitó al cumplimiento dado por él; éste pasaje enseña que Jesús vino a dar ejemplo con una perfecta y plena obediencia y demostrar la importancia de guardar la ley estando en él.


Referencias:

Comentario bíblico adventista, tomo 5

Foroadventista.org
deneto
deneto
¿Se guardó el sábado antes del Sinaí?


Algunos cristianos argumentan que el sábado fue solo para los judíos y que este fue dado solamente a ellos a partir del Sinaí. Suponen que antes de la promulgación de la ley en Éxodo 20, no se guardó el sábado y que por lo tanto no fue dado a la humanidad.
Pero cuando estudiamos las Sagradas Escrituras podemos darnos cuenta que éste mandamiento no fue solo dado a ellos y que fue guardado desde mucho antes.
A continuación se exponen una serie de razones bíblicas que demuestran que el sábado no fue dado solamente a los judíos y que este se guardó mucho antes del Sinaí.


a)El significado de ”Acuerdate”

Un argumento expuesto por los anti sábado dice:

“1.
La palabra hebrea zachar en Exodo 20:8 está en la forma Kal infinitiva y no en la forma imperativa. El Brown, Driver and Briggs Lexicon no posiciona la palabrazachar de Exodo 20:8 en la sección “Recordar algo previamente conocido u observado”(secciones 1-2), sino que le atribuye la noción de “tener presente desde ese momento en adelante”, i.e., “Observar o conmemorar” cierto día”. Por lo tanto, el pasaje no puede ser utilizado para probar que el guardar el sábado comenzó durante la Creación.


2. Un examen de la Concordancia Hebreo- Caldea Englishman revela que en muchos casos “recordar” tiene el significado de tener presente en el futuro. Moisés estaba diciendo: “De ahora en adelante, tened presente santificar…”

Lo que realmente enseña la Biblia

El verbo "acuérdate" en hebreo es un Infinitivo Absoluto, esto indica que a veces es usado "con el valor de una forma finita del verbo, especialmente un imperativo" (A. B. Davidson, Un Introductory Hebrew Grammar, p.87). Es decir, a veces el verbo en infinitivo absoluto puede ser usado para enfatizar la idea de un imperativo. Pero si tradujéramos textualmente el verbo זָכ֛וֹר (zākôr), sería obviamente "acordar", incluso el texto podría decir, "acordarte has del día sábado para santificarlo" (RV 1865). Esto da dos ideas: la primera es una idea prospectiva del verbo, es decir, que apunta hacia el futuro; mientras que la otra, es retrospectiva, es decir, apunta hacia el pasado. La idea del texto no es solamente que el verbo apunte hacia el pasado, sino que también tiene que apuntar hacia el futuro. Por ejemplo, en Éxo. 13:13 se usa el mismo verbo y en la misma forma: "Tened memoria (zākôr) de este día, en el cual habéis salido de Egipto"; así, la pascua debía ser un recordatorio del pasado para ellos, porque Dios los había liberado, pero debía ser una verdad presente para ellos; de la misma forma que el sábado, los hebreos debían "acordarse" del día séptimo por la creación de Dios, pero para ellos (y para nosotros) debía ser una verdad presente.
Como podemos notar los expositores de dicho argumento no lo enseñan en forma completa y solo se basan en la parte que aparentemente, y entienden ellos que les conviene. Pero que de ninguna manera sirve para sostener que el sábado no se halla guardado antes de la proclamación de la los diez mandamientos en el Sinaí
b)El sábado y el maná. El pueblo lo guardó sin aun recibir el mandamiento y sin preguntar

Los que argumentan que se ordenó guardar el sábado a partir de la declaración de la promulgación de la ley en Éxodo 20 chocan y no tienen respuesta al leer Éxodo 16.
Aun el pueblo estaba atravesando el desierto, y no habían llegado al monte Sinaí, cuando el Señor les envió maná. Es de notarse que la guarda del sábado no fue una orden dada por Moisés, ni fue una orden que vino del cielo.
El Señor había ordenado que nadie guardara maná para el día siguiente, algunos en el pueblo desobedecieron y se les dañó(Ex 16:19,20), pero cuando llegó el viernes, el pueblo salió a recoger y no recogió lo que lo de siempre, sino sabiendo de la santidad del sábado recogieron y guardaron para el día siguiente y no se les dañó(Ex 16:22-26).
En este pasaje notamos que los judíos no preguntaron, ni cuestionaron sobre ¿Qué mandamiento era ese? ¿Por qué guardar un día? ¿Qué significaba ese día? Ellos simplemente recogieron la porción que necesitaban para guardar e hicieron conforme a la Palabra de Moisés.

Este capítulo demuestra que sin duda alguna ellos guardaron el sábado sin aún haber recibido la orden en Éxodo 20 y que sin duda ya ellos conocían dicho mandamiento.

16:21Y lo recogían cada mañana, cada uno según lo que había de comer; y luego que el sol calentaba, se derretía.
16:22 En el sexto día recogieron doble porción de comida, dos gomeres para cada uno; y todos los príncipes de la congregación vinieron y se lo hicieron saber a Moisés.

16:23 Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana.
16:24 Y ellos lo guardaron hasta la mañana, según lo que Moisés había mandado, y no se agusanó, ni hedió.
16:25 Y dijo Moisés: Comedlo hoy, porque hoy es día de reposo para Jehová; hoy no hallaréis en el campo.
16:26 Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará.
Esto demuestra que ellos ya conocían del mandamiento del sábado.


c)¿Hasta cuando no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?

En Éxodo 16 leemos que el pueblo guardó el sábado antes de recibir el mandamiento, pero también leemos que algunos desobedientes no hicieron provisión guardando maná y preparándolo el viernes para el día de reposo. Estos salieron el sábado en busca de este, pero no lo hallaron. El Señor cuestionó ante Moisés diciendo ¿ Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?
Esto demuestra sin duda que al referirse al sábado el Señor lo menciona como parte de sus leyes y mandamientos, pero ¿Cómo iba a cuestionar si supuestamente no las había dado? Esto demuestra que el Señor si lo había dado y que el pueblo si lo conocía.
d)El sábado se originó en la Creación

El sábado fue establecido por Dios desde la misma creación, muchos siglos antes de que existiera la nación israelita. “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gen 2:1-3)

Sería válida la pregunta: ¿Cómo decir que el sábado era solo para los judíos si al instituirlo en la creación esta nación aún no existía?
e)Solo para los judíos o toda la humanidad?

“También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” Mar 2:27
El término hombre es traducido del griego ánthropos, "hombre", en el sentido genérico, incluyendo a hombres, mujeres y niños; más exactamente, "humanidad". El sábado fue designado y ordenado por un amante Creador para el bienestar de la humanidad.

Dios no creó al hombre porque tenía un día de reposo y necesitaba que alguien lo guardara. Más bien, un omnisapiente Creador sabía que el hombre, la criatura de sus manos, necesitaba una oportunidad para su crecimiento moral y espiritual, para desarrollar su carácter. Necesitaba tiempo en el cual los intereses y afanes humanos fueran subordinados al estudio del carácter y de la voluntad de Dios como se revelaban en la naturaleza y más tarde en la revelación. El día de reposo, el séptimo día -el sábado-, fue ordenado por Dios para suplir esa necesidad.


f)¿Con qué ley se juzgó a Caín y a Sodoma y Gomorra?

Los que argumentan que antes del Sinaí no existieron los 10 mandamientos al encontrarse con el pecado de Caín tienen un problema ¿Con qué ley fue juzgado y condenado si supuestamente los mandamientos no existían? O ¿Con qué ley fueron condenados juzgados y condenados los habitantes de Sodoma y Gomorra de sus pecados?

Es de notarse que en la Biblia no se dan todos los detalles de los acontecimientos ni todas las explicaciones debido a que ella se centra más en presentar el origen de la humanidad, la caída en pecado, el maravilloso plan de salvación y el futuro de vida eterna a los fieles.
La Biblia no lo dice, pero para haber juzgado y condenado a Caín y a los habitantes de Sodoma y Gomorra debió haber un momento en el que le ley fue enseñada o dada. Quizás no de la misma forma que se hizo en el Sinaí, pero tal vez por medio de la tradición oral. Recordemos que el primero en guardar el sábado fue Adán y que sus descendientes seguramente siguieron dicho ejemplo.
g)Jesús el Señor y dueño del sábado
Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que Jesús se presenta como el Señor del sábado “Sepan que el Hijo del hombre es Señor del sábado” Mat 12:8

Con ellos dando a entender que el sábado es un día de su propiedad. El término Señor deriva del griego “kurios” Señor, Soberano, Dueño, Amo.

Así el sábado es propiedad exclusiva de Jesús, tal como lo dijera en Isaías 58:13,14 donde se dice que debía ser dedicado solo a hacer, hablar y actuar según la voluntad de Dios.
h)Abraham guarda los mandamientos

“Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” Gen 26:5
En este pasaje se utilizan 4 términos diferentes. Mshmart, mzvot, huqot y torot (de Toráh: ley) para describir que Abraham guardó los 10 mandamientos.

¿Cómo sabemos que guardó los mandamientos y entre ellos el sábado?

Si recurrimos al método de comparación de textos o términos, entonces podemos comparar el término mandamiento(Toráh), con el utilizado por Dios en Éxodo 16: donde hablando del sábado le menciona como uno de los mandamientos de la Toráh

“Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” (Gen 26:5)

“Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?” (Ex 16:28

De Abraham se dice que guardó las leyes de Dios, mientras que en Éxodo dice que el sábado era parte de esas leyes, con ello se puede deducir que Abraham guardó el sábado.
i)Guardado en Egipto.


Faraón se quejó ante Moisés y Aarón de hacer cesar al pueblo de sus obras

“Dijo también Faraón: He aquí el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros les hacéis cesar de sus tareas” Ex 5:,5

Es interesante notar que la palabra traducida como “cesar” en el versículo 5 deriva de un término egipcio para sábado, y en hebreo la palabra que aparece es “shabát” y hace referencia a guardar el sábado.
Conclusión:
La Biblia nos proporciona suficientes evidencias para demostrar que el sábado no fue un mandamiento dado solamente a los judíos, tampoco para decir que la ordenanza de guardarlo fue después de la promulgación de los diez mandamientos en el monte Sinaí. Los términos hebreos y las evidencias bíblicas expuestas demuestran que el sábado fue guardado mucho antes del Sinaí.



Fuentes:

Biblia Reina Valera 1960

Comentario Bíblico Adventista

Josue Galardo, estudiante de teología

Folleto Escuela Sabática, 2011


deneto
deneto
Reposo en Hebreos 4 y el sábado


En Hebreos aparecen 4 términos diferentes para referirse a "reposo"



- Gr. katápausis, "reposo" o "lugar de reposo". Katápausis equivale siempre a "reposo", definido, específico, particular: el "reposo" de Dios. Cuando katápausis aparece en la LXX, por lo general es una traducción del Heb. menujah: "lugar de descanso", "reposo", que deriva de núaj, "establecerse", "Permanecer [en un lugar]", "reposar", es decir, después de una actividad previa. Aparece en Hebreos 4:1,3,5


- Gr. katapáu, "cesar", "descansar". Este verbo y el sustantivo afín katápausis denotan cesación de trabajo u otra actividad y el estado o condición de inactividad que se produce (cap. 3: 11). La palabra hebrea equivalente, shabath, que se traduce "reposó" en Gén. 2 :2, el pasaje que aquí se cita, literalmente significa "cesar" de trabajo o de actividad. Por lo tanto, katapáu y shabath incluyen tanto cesación de actividad previa como el estado de inactividad que sigue a dicha cesación. Ambos aspectos de ese significado fueron reales en el "reposo" de Dios en ese primer día sábado. Aparece en Hebreos 4:4


- Gr. sabbatismós, "descanso de sábado", "reposo sabático"(heb 4:9)








Reposo en Hebreos 4.9


Gr. sabbatismós, "descanso de sábado", "reposo sabático". Esta es la única vez que aparece esta palabra en la Biblia. No aparece en los escritos extrabíblicos sino en una obra de Plutarco (Moralia, 166A) y en escritos de los siglos II y III. Por esto algunos han pensado que el autor de hebreos pudo haber acuñado la palabra. Sin embargo, el sentido no es discutido. La derivación de Sabbatismós es clara. En el AT se emplea 70 veces el verbo shabath, "cesar" o "reposar". De esas veces, 7 tienen que ver con reposar el día sábado; las restantes 63 se refieren a otras formas de cesar o reposar.


Como ejemplos de este segundo uso, pueden citarse: Gén. 8: 22; Jos. 5: 12; Neh. 6: 3; Lam. 5: 14; Isa. 14: 4; 24: 8; 33: 8. El sustantivo shabbath, derivado del verbo shabath, significa "reposo" o "día de reposo", y aparece en el AT 101 veces.


Generalmente designa el día de reposo semanal, el séptimo de la semana, o sea sábado. De tener un sentido general, "reposo", pasó a tener un sentido específico, "sábado". También se emplea la palabra shabbath para referirse a la semana, un período de siete días que concluye con el sábado. En algunos casos, se usa shabbath como designación del año sabático, el año cuando la tierra debía descansar (Lev. 25: 6; 26: 34, 43; 2 Crón. 36: 21).


Un derivado de shabbath, la palabra shabbathon, se usa 10 veces, generalmente en la construcción shabbath shabbathon, a veces traducida como "sábado de reposo" en la RVA. Designa por lo general a las "fiestas sabáticas": el día de la expiación (Lev. 16: 31; 23: 32); la fiesta de las trompetas (Lev. 23: 24); al primero y último día de la fiesta de los tabernáculos (Lev. 23: 39). También se aplica al año sabático (Lev 25: 45) y al día de reposo semanal (Exo. 16: 23; 31: 15; 35: 2). La LXX, en idioma griego, emplea la palabra sábbaton para designar al sábado, día de reposo semanal. También se usa sábbaton en el NT, aunque a veces tiene la forma plural sábbata con sentido singular (ver com.


Mat. 28: 1 y Col. 2: 16). Siempre se refiere al día sábado o a la semana, período de siete días que culmina con el sábado.

El verbo griego sabbatíz, "sabatizar", si se quiere, o mejor, "guardar el sábado"; deriva de sábbaton. No aparece en el NT. Se usa siete veces en la LXX como traducción de shabath, "cesar", "descansar". Una vez se refiere a reposar el sábado semanal (Exo. 16: 30); una vez a reposar el día de la expiación (Lev. 23: 32); cinco veces se relaciona con el reposo de la tierra durante el año sabático (Lev. 26: 34-35; 2 Crón. 36: 21).



La palabra sabbatismós, "descanso sabático", deriva de sabbatíz. Es evidente su derivación del original hebreo shabath, "cesar". Pero su derivación más cercana es de sábbaton, "sábado", por lo cual refleja mejor el contenido de esa palabra que el del original hebreo shabath. Por esto, el sentido de sabbatismós es claro: "descanso de sábado" o "reposo sabático".




Algunas traducciones:

Traduccion interlineal de wesscot y Hort

Heb 4:9αρα Realmente απολειπεται está siendo dejado detrás (en reserva) σαββατισμος descanso sabático τω a el λαω pueblo του de el θεουDios ( WH griego español)



Reina-Valera 2000
Heb 4:9 Así que queda el sabatismo para el Pueblo de Dios




Biblia hebrea kadosh israelita mesianica


Heb 4:9 Por tanto, queda el guardar el Shabbat para el pueblo de YAHWEH


Versión juneman
Heb 4:9 Por tanto queda el sabatismo para el pueblo de Dios.




Referencias:

comentario biblico adventista

Versiones bíblicas citadas



deneto
deneto


¿Cuándo comienza y termina el sábado?



Cuando crecí lo hice con la concepción popular que dice que los días comienzan y terminan a las 12:00 de la noche. Por mucho tiempo creí que esto era así. Pero al estudiar las Sagradas Escrituras y al conocer la forma de uso del calendario hebreo comprendí que bíblicamente los días no van de medianoche a medianoche. Sino que los días bíblicamente tienen otro momento de inicio.



Según el calendario gregoriano, instituido por el papa Gregorio XIII en el año 1582, los días comienzan y terminan a las 12:00 de la noche, pero bíblicamente los días tienen otro momento de inicio.



Un hermano me escribió preguntando ¿Cuándo comienza el sábado y cuándo termina?



El sábado, bíblicamente y según el calendario hebreo , al igual que todos los otros días de la semana; comienza y termina al ocultarse el sol. En algunos países el sol puede ocultarse aproximadamente a las 6:00 de la tarde(principalmente en occidente), mientras que en otros países quizás puede ser un poco más tarde o más temprano: Su hora de inicio y culminación es según la estación en la que se esté viviendo o según la cercanía o lejanía de la tierra en el espiral de su ruta en la vía láctea alrededor del sol.



El inicio y culminación de las horas del sábado son al ocultarse el sol de tarde a tarde:



Levítico 23:32 Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo.

La expresión hebrea “éreb” traducida como tarde puede ser traducido como anochecer, caer de la noche, caer la tarde, caída de la tarde, hora de la tarde, nocturno.



Así bíblicamente los días comienzan y terminan en las horas de la tarde al ocultarse el sol. Los días comienzan primero por la noche porque primero hubo oscuridad o tinieblas y luego hubo luz, cuando Dios la creo(Gén. 1:2,3 “..y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo…l Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz”)

El salmista conocedor del calendario bíblico no dijo: “Mañana y a medio día y tarde oraré…” como lo entenderíamos en nuestro calendario gregoriano; el expresó: “Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, Y él oirá mi voz”(Salmos 55:17)

El día según el calendario hebreo:

“El día, en el calendario hebreo, comienza con la salida de 3 estrellas al ocaso , y culmina al próximo ocaso del siguiente día; es un día que se cuenta de una puesta de sol hasta su otra puesta. En esto se diferencia del día según el calendario gregoriano, que discurre exactamente de medianoche a medianoche.



La costumbre de ver al día comenzar con la caída del crepúsculo es antigua y se basa en el texto bíblico del Génesis 1:5 , que al cabo de cada día comenta "Y fue la tarde, y fue la mañana...", de lo que se entiende que cada uno de los días de la creación comenzaba por la tarde más explícitamente aún, al prescribir la Biblia el ayuno del Día del Perdón, el Yom Kipur "El día décimo de este séptimo mes será el día de la Expiación... Será para vosotros día de descanso completo y ayunaréis; el día nueve del mes, por la tarde, de tarde a tarde, guardaréis descanso” (Levítico 23:27-32)desde entonces, es práctica corriente y antiquísima, que las festividades judías comiencen al caer el sol.

Cabe mencionar que estudios arqueológicos han revelado que también en la antigua Babilónica se señalaba el comienzo del día al atardecer” (Wikipedia)



Conclusión:

A diferencia de nuestro calendario gregoriano, el sábado, al igual que los otros días de la semana, bíblicamente y según el calendario hebreo comienza al ocultarse el sol. Los días van de tarde a tarde y no de medianoche a medianoche.

Referencias:

Biblia Reina Valera 1960


Enciclopedia Wikipedia



deneto
deneto
¿Orar o rezar?
Introducción:
Rezar es una práctica propia de la adoración católica. En el catolicismo, a diferencia de las iglesias cristianas, entienden que rezar y orar son prácticamente la misma cosa, aunque en la Biblia no establece dicha igualdad. Para ellos la oración es un acto mediante el cual la persona puede comunicarse con Dios, con un santo o con un difunto.
En la Biblia las oraciones sólo deben ser dirigidas a Dios, y no a un santo y mucho menos a un difunto. Las oraciones por los muertos se comenzaron a enseñar y a hacer parte de la adoración desde el año 300 d.C. Cuando se adoptó del paganismo romano la invocación de los muertos rogándole por cuidados y protección. Los rezos mecánicos se remontan a 1090 mientras que el rosario y el padre nuestro formaron parte de la adoración católica desde el siglo XII.
Para los católicos, ésta práctica es parte de la adoración, aunque entre sus filas siempre ha habido personas que no están de acuerdo con esto por múltiples razones.
¿Orar o rezar?
La palabra rezar se deriva del latín: Recitare, recitar y se utiliza en el catolicismo para enseñar el dirigir a Dios a santos o difuntos oraciones de contenido religioso.
En la Biblia la palabra rezar no aparece. En la Biblia se utiliza la Palabra: Oración
Hebreo: Tefillâh "oración", "salmo de alabanza";
Griego: generalmente dé'sis, "súplica", "oración"
Griego: proseuje, "oración", "intercesión" “hacer oración” “orar” “Pedir”
La oración sostiene comunión con Dios que consiste generalmente en alabanza, gratitud y/o súplica.
En la Biblia no se enseña el recitar o repetir oraciones memorizadas dedicadas a Dios o a un santo o a un difunto.
La Biblia dice:
“Y orando (proseújomai), no uséis vanas repeticiones (battalogéo), como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos“(Mat 6:7)
El battalogéo se refiere a hacer vanas repeticiones.
Cuando una persona reza un rosario o algún otro rezo aprendido de memoria, en realidad no está orando, simplemente está batologueando como los loros o utilizando vanas repeticiones, cosa que es prohibida por Jesús(“no uséis vanas repeticiones”)
En la Biblia el rezo no es ni hace parte de la adoración.
La oración, en la Biblia, es enseñada como parte vital de la comunión con Dios. La oración, define una escritora cristiana como “La oración es el acto de abrir el corazón a Dios como a un amigo“(1). Cuando nos encontramos con un amigo todas las veces no hablamos de las mismas cosas, siempre se hablan de cosas nuevas y se cuentan los proyectos y planes que se tienen. Cuando oramos podemos acercarnos a Dios y hallar descanso para nuestras almas al confesar nuestros pecados y podemos obtener ayuda y paz de él al suplicarle por nuestras necesidades. Podemos sentir gozo y alegría al agradecerle por sus bendiciones. Podemos sentir la mano y la presencia de Dios a nuestro lado y en nuestras vidas. Pero cuando la persona está rezando ninguno de esos maravillosos beneficios, propios de la oración, se pueden obtener. Simplemente está hablando solo y lanzando versos al aire.
Argumentos católicos:
¿Es el Padre nuestro un rezo?
En el mundo católico, argumentan que se puede rezar porque Jesús enseñó a los discípulos el Padre nuestro y entre sus múltiples rezos, toman el Padre nuestro de las Santas Escrituras y lo tienen como rezo.
Pero cuando vamos al contexto de Mateo 6, podemos darnos cuenta que el Padre nuestro(vers. 9-13) Jesús no les dice: “Vosotros rezaréis así” tampoco les dice “Vosotros repetiréis así” Jesús les dice: “Vosotros oraréis(proseújomai )así” Así, Jesús no les está enseñando a rezar y tampoco a aprenderse lo que ellos debían decir, Jesús les está enseñando a orar y les está dando un ejemplo de la forma como deben ser nuestras oraciones.
Lucas 11:1 nos ayuda a identificar el contexto del Padre nuestro: “ Aconteció que estaba Jesús orando(proseújomai) en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar(proseújomai) como también Juan enseñó a sus discípulos” Los discípulos, al parecer, no sabían orar y le pidieron a Jesús que les enseñara así como Juan había enseñado a sus discípulos. El texto no dice enséñanos a rezar.
El Padre nuestro en la Biblia no es enseñada como un rezo, es una oración modelo para que sepamos cómo dirigirnos a nuestro Padre y qué decir.
A lo largo del Nuevo Testamento no hallamos a ninguno de los discípulos recitando o enseñando a los primeros cristianos a recitar ésta oración o algún rezo.
¿Jesús rezó?
Algunos católicos dicen que Jesús rezó y lo hacen basados en Mate 26
Verso 39 “Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú”
Verso 42 “Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad”
Verso 44 “Y dejándolos, se fue de nuevo, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras
A simple vista cualquiera podría pensar que Jesús está repitiendo las mismas palabras, pero si leemos atentamente la primera y segunda oración de Jesús, podemos darnos cuenta que él no está repitiendo ni recitando las mismas palabras. Él está repitiendo el mismo mensaje o contenido, la misma súplica; pero no las mismas palabras; lo que indica que Jesús no estaba rezando y que tales oraciones no pueden ser entendidas como un rezo.
Es sencillo, muchas veces en las mañanas oramos a Dios y suplicamos por un familiar enfermo, por una necesidad o preocupación económica o por cualquier otro motivo. Luego al medio día volvemos a orar a Dios por eso mismo. Luego en la noche volvemos a pedirle a Dios por el mismo problema. Estamos orando a Dios por el mismo asunto, pero no estamos repitiendo ni recitando ante Dios un rezo. El apóstol es claro, él también le pedía a Dios por lo mismo en sus oraciones. “Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual” (Col 1:9). Pero no dice que rezaba o recitaba las mismas palabras. Otro ejemplo lo hallamos en 1 Tesalonicenses 3:10 “orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro, y completemos lo que falte a vuestra fe”
En Mateo 26:39 La expresión “orando” del griego “Proseújomai” significa “Hacer oración” “Orar” “Pedir” Lo que indica que Jesús se fue un poco adelante a orar y no a repetir algo que tenía grabado en la memoria.
En Mateo 26:44 leemos “diciendo las mismas palabras
En este pasaje podemos analizar las tres palabras principales:
El término “ëpo” que traduce “llamar” “exclamar” “hablar” “añadir” ”decir”
La expresión griega “jautú” “el mismo” “ellos mismos”
El término “lógos” significa “palabra”” tratado” “plática”“asunto, “mensaje”.
Indicando así, que Jesús no estaba repitiendo un rezo o recitando las mismas palabras, indica que Jesús estaba diciendo el mismo mensaje o asunto, la misma súplica. Como lo podemos hacer nosotros al orar a Dios muchas veces por un mismo asunto, sin ser estos un rezo.
¿Son los salmos oraciones repetitivas?
Los salmos hacen parte de la composición poética hebrea. Los salmos eran oraciones o cantos de alabanza dedicados a Dios por su magnificencia, por su amor, su misericordia, grandeza o proezas.
Decir que un salmo es un rezo, es hasta una ofensa para los judíos, ellos no los tenían como rezos sino como cantos de alabanza o para la lectura de las Escrituras. A lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento no hallamos la proclamación de una enseñanza que promueva el uso de los salmos como rezos.
Muchos de los salmos son obra del rey David, y eran cantos utilizados para la adoración en el templo. Debemos recordar que una cosa es rezar y otra cosa es cantar. Los rezos son una recitación de frases aprendidas de memoria. Mientras que los cantos son expresiones salidas del corazón y entonadas como alabanzas a Dios.
¿Orar o rezar en la Biblia?
La Biblia prohíbe el uso de vanas repeticiones (Mat. 6:7) como lo son los rezos y a lo largo de ellas encontramos que se promueve la oración:
Lucas 18:1 “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar
Romanos 15:30 “Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios”
Efesios 6:18 “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos
Lucas 21:36 “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre”
Marcos 11:24 “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”
Mateo 26:41 “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”
1Tesalonicenses 5:17 “Orad sin cesar”




Conclusión:
La Biblia no enseña que rezar o recitar una serie de palabras aprendidas de memoria sean parte de la adoración o practicas cristianas. La Biblia enseña, la oración como única forma de comunicarnos con Dios. Los rezos no tienen ningún fundamento ni origen bíblico y su práctica va en contra de las palabras de Jesús expresadas en Mateo 6:7.
Referencias:
(1)En lugares celestiales, jueves 7 marzo “Oración ferviente”
Santa Biblia. Reina Valera. 1960
Diccionario Biblia online
Diccionario bíblico Strong
Parroquia santa teresita
deneto
deneto
Restricciones judías al sabado

Durante la época intertestamentaria los fariseos cargaron el sábado con una cantidad de reglamentos triviales que hicieron de él una carga en vez de una bendición.
Esos pesados reglamentos, codificados más tarde en la Mishná, formaban parte de la tradición que Jesús combatió tan vigorosamente durante todo su ministerio (Mt. 23:4; Mr. 7:1-13).
La Mishná (Shabbath 7.2) hace una lista de 39 trabajos diferentes que no se pueden llevar a cabo en ese día, y hay además una cantidad innumerable de otros minuciosos reglamentos.
La torá dice “No hacer melajá en shabbat” (Trabajo)
He aquí el inventario de esas 39 labores derivadas de la Mishná (Shabbat 7:2) o trabajos prohibidos durante el sábado:
Arar
Sembrar
Cosechar
Unir
Gavillas trillar
Seleccionar
Airear
Tamizar
Moler
Amasar
Hornear
Esquilar
Emblanquecer
Peinar
Teñir
Hilar
Urdidura (tejeduria)
Ligamento (tejeduria)
Cortar el tejido (tejeduria)
Tejer
Atar
Desatar
Coser
Desgarrar
Cazar
Faenar
Desollar
Curtir
Raspar/allanar
Marcar
Cortar a medida
Escribir
Borrar
Construir
Demoler
Dar ultimo toque
Encender
Extinguir
Acarrear (transportar)
En efecto, 2 tratados completos de la Mishná, Shabbath y {Erubin, se dedican a enumerar los diversos reglamentos concernientes al sábado incluídos dentro de las labores prohibidas:
Estaba prohibido por ejemplo:
-Deshacer un nudo
-Escribir más de 2 letras del alfabeto o borrar un espacio mayor del que da cabida a 2 letras
-Encender un fuego o apagarlo.
-El reglamento más conocido es el que se refiere al "camino de un sábado", que era de más o menos 1 km.
-También se consideraba violación del día de reposo contemplarse en un espejo fijo en la pared.
-Se podía vender a un gentil el huevo que la gallina ponía en sábado, pero no se lo podía comer
-Se podía contratar a un gentil para que encendiera una vela o el fuego ese día
-Se consideraba ilegal escupir en tierra, no fuera que una hoja de pasto recibiera irrigación por ese medio
-No se permitía que alguien llevara un pañuelo durante el sábado, a menos que una punta estuviera cosida a la ropa, en cuyo caso ya no técnicamente un pañuelo, sino parte de las vestiduras.
De este modo Los rabinos ponían énfasis en los aspectos negativos de su observancia, es decir, en lo que no había que hacer, y de esta manera magnificaban la importancia de las formas de la religión mientras le restaban trascendencia a su contenido.
Hicieron del sábado un fin en sí mismo, y convirtieron a los hombres en esclavos de él. Estos reglamentos negativos y minuciosos sirvieron eficazmente para oscurecer su verdadero propósito. Este énfasis rabínico sobre su rígida observancia llegó a su apogeo durante el ministerio terrenal de nuestro Señor, y en ningún otro aspecto entró Jesús en un conflicto más agudo con los dirigentes del judaísmo que con respecto a la observancia del sábado. Enseñó que éste había sido instituido en beneficio del hombre (Mr. 2:27, 28), y enfatizó los aspectos positivos de su observancia, es decir, en la clase de actividad que se puede llevar a cabo en ese día. Nada de lo que dijo o hizo se puede interpretar como opuesto al sábado que aparece en los Diez Mandamientos o en la ley levítica.
Su protesta estaba orientada exclusivamente contra los abusos que había sufrido el día de reposo en manos de los rabinos, y su propósito consistió en liberar el día de los pesados reglamentos con que lo habían sobrecargado (Mt. 23:13).
Era su costumbre dedicar el día a su participación en los servicios religiosos y a la instrucción religiosa (Mr. 1:21; 3:1; Lc. 4:16-27; 13:10), a actividades sociales apropiadas (Mr. 1:29-31; 2:23; Lc.14:1-3) y a obras de misericordia. Llevó a cabo 7 de sus milagros de sanidad durante el sábado (Mr.1:21-31; 3:1-5; Lc. 13:10-17; 14:1-4; Jn. 5:1-15; 9:1-7).
Referencias:

www.serjudio.com
Diccionario bíblico on line
deneto
deneto
¿Mateo 25:46 Castigo eterno?
Mateo 25:46 “E irán éstos al castigo eterno (εἰς κόλασιν αἰώνιον), y los justos a la vida eterna (ζωὴν αἰώνιον)
Una lectura superficial del texto podría dar a entender que el castigo sobre los impíos será eterno y que ellos nunca dejarían de sufrir pagando por el peso de su pecado. Pero esta idea no concuerda con las enseñanzas bíblicas que indican que el castigo no será eterno y llegará a un final. Para entender mejor el texto debemos recurrir a los términos griegos, los cuales nos ayudan a entender lo que realmente enseña el texto.
“Castigo eterno”
Primeramente debemos entender sobre el uso de la palabra castigo. Deriva del griego “kólasis” “La palabra κόλασις en estricto uso clásico denota castigo infligido por la corrección y mejora del delincuente”(1) Basado en ello algunos que sostienen la doctrina de la salvación universal han afirmado que Dios castigará el pecado solamente, pero debemos entender que el pecado no es un ser que puede ser castigado y además el texto claramente enseña que los castigados enviados al fuego son los impíos que son apartados a la izquierda cuando el Señor venga.
El término griego empleado por “eterno” es aionios, el cual significa eterno o perpetuo, para siempre, siglo, éste es un término que no es fijo y uniforme y su significado debemos entenderlo según su uso y aplicación. Su significado es determinado o entendido según la persona o cosa a la que se le aplique.
“La palabra original - αἰωνιον aionion - se emplea en el Nuevo Testamento 66 veces. De ellos, en 51 casos se utiliza de la felicidad de los justos, en dos, de la existencia de Dios, y en seis, de la iglesia y el reino del Mesías, y en los siete restantes, del castigo futuro de los impíos” (2)
“La palabra aiÇnios, traducida como "eterno",”siglo”,”perpetuo”, "para siempre", significa literalmente "que dura un siglo" Este término destaca el hecho de que algo es continuo y no está sujeto a cambios repentinos.
En los antiguos papiros griegos hay numerosas referencias a que el emperador romano era ai Ç nios. Se alude así al hecho de que eran emperadores para toda la vida. La palabra "eterno" no refleja con precisión el significado de la palabra aiÇnios, pero es la que más se asemeja. AiÇnios, lo que dura por un largo período, expresa permanencia o perpetuidad dentro de ciertos límites, mientras que la palabra "eterno" implica duración ilimitada.
En griego, la duración de ai Ç nios debe siempre determinarse en relación con la naturaleza de la persona o la cosa a la cual se aplica. Por ejemplo, en el caso de Tiberio César, el adjetivo ai Ç nios describe un período de 23 años, desde su ascensión al trono hasta su muerte.
El castigo por el pecado es infligido por medio del fuego (Mat. 18: 8; 25: 41). El que ese fuego sea ai Ç nios, "eterno", no significa que no tendrá fin. Esto resulta claro al considerar judas 7. Evidentemente, el "fuego eterno" que destruyó a Sodoma y Gomorra ardió por un tiempo y después se apagó.
En el NT la palabra ai Ç nios se emplea para describir tanto el fin de los impíos como el futuro de los justos. Siguiendo el principio ya enunciado de que la duración de aiÇnios debe determinarla la naturaleza de la persona o la cosa a la cual se aplica, se deduce que el galardón de los justos es una vida sin fin, mientras que la retribución de los impíos es muerte que no tiene fin (Juan 3: 16; Rom. 6: 23; etc.).”(3)
Escribiendo sobre el castigo a los impíos, una prolífera escritora cristiana escribió:
“Los impíos reciben su recompensa en la tierra. (Proverbios 11: 31.) "Serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos." (Malaquías 4: 1.) Algunos son destruidos como en un momento, mientras otros sufren muchos días. Todos son castigados "conforme a sus hechos." Habiendo sido cargados sobre Satanás los pecados de los justos, tiene éste que sufrir no sólo por su propia rebelión, sino también por todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios. Su castigo debe ser mucho mayor que el de aquellos a quienes engañó. Después de haber perecido todos los que cayeron por sus seducciones, el diablo tiene que seguir viviendo y sufriendo. En las llamas purificadoras, quedan por fin destruidos los impíos, raíz y rama, -Satanás la raíz, sus secuaces las ramas. La penalidad completa de la ley ha sido aplicada; las exigencias de la justicia han sido satisfechas; y el cielo y la tierra al contemplarlo, proclaman la justicia de Jehová“(4)
Es evidente por las evidencias del término “Eterno”(aionios) y lo que enseña la Biblia sobre el infierno que el castigo sobre los impíos no es eterno, sino que su castigo será una aniquilación total. Su traducida en marcos 3:29 “culpable para siempre” en hebreos 6:2 “juicio eterno” y en judas 7 “fuego eterno”
Aionios se refiere a la clase de fuego que destruye a los impíos. El fuego del infierno es eterno en su naturaleza no en su duración, es un acto de destrucción cuyos resultados son eternos y no un proceso que se extiende para siempre El fuego eterno de Dios no es eterno en su duración sino en sus resultados, sus efectos serán eternos, destrucción definitiva, completa, total
Este pasaje es empleado por muchas personas que enseñan que existe un infierno en la actualidad y en el cual son enviados los impíos al fallecer, pero este pasaje refuta dicha doctrina y la deja sin fundamentos por que claramente indica que los impíos serán arrojados en dicho lugar cuando Jesús llame a las naciones a un ajuste de cuentas, es decir que el envío de los impíos a dicho lugar será después del juicio y no actualmente cuando una persona muere(Mateo 25:31-46)
Conclusión:
Mateo 25:46 no enseña la existencia de un infierno que arde actualmente y donde son enviados los impíos, indica que ellos serán arrojados luego de ser juzgados por Jesús. EL pasaje no enseña que el castigo sobre ellos sea eterno, el término griego empleado no es fijo y uniforme, sino que su significado debemos entenderlo según su uso y aplicación. Su significado es determinado o entendido según la persona o cosa a la que se le aplique.
1. Pulpit commentary (comentario sobre Mateo 25)
2. Barnes Notes (Comentario sobre Mateo)
3. Comentario bíblico adventista (Comentario sobre Mateo)
4. Conflicto de los siglos, cap. El fin del conflicto
deneto
deneto
Proverbios 8:22-25 ¿Jesús creado?
8:22 “Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras”
Este es uno de los textos empleados por los testigos y algunos grupos religiosos que creen que Jesús fue un ser creado. Ellos asumen que este pasaje indica que la sabiduría es una personificación de Jesús. Pero al leer el texto y su contexto nos damos cuenta dicha interpretación es errada.
A los testigos les gusta comparar este pasaje con Colosenses 1:18
8:22 “Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras”
Colosenses 1:18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia
Comparan e uso de la palabra “Principio” en ambos textos y pretenden, sin ninguna base bíblica y extrayendo los textos de su contexto, interpretar que Jesús fue el primer ser creado. No hay una forma válida para comparar los dos pasajes y decir que Jesús fue el primer ser creado.
Interpretando el texto
a) No es posible sostener una doctrina basados en comparación de textos y mucho menos de dos idiomas diferentes. Las doctrinas se basan en declaraciones literales de la Biblia
b)Las doctrinas se basan en declaraciones literales, no en analogías, parábolas, ni comparaciones, las cuales pueden ser aplicaciones.
c) Los términos utilizados en Proverbios y Colosenses son diferentes:

En proverbios 8 se utiliza la expresión
reshít : principio
En Colosenses se utiliza la expresión arjé: principio y prototokos para primogénito

Los dos términos son totalmente diferentes y tienen un uso diferente a reshit y no es conveniente manipular los textos entendiéndolos en nuestro idioma castellano sin tener en cuenta su real significado bíblico.


d)En estos pasajes del Antiguo Testamento se emplea reshit, y no se refieren a primer ser creado o primero en ser creado, para ello se empleaba el hebreo “bekor” “bekôrâh” primogénito
Gn. 1:1 “EN EL principio creó Dios los cielos y la tierra”

1 Samuel 2:29 “¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?” (En este texto su énfasis es sobre " lo mejor")

Números 24:20 “Y viendo a Amalec, tomó su parábola y dijo: Amalec, cabeza de naciones; Mas al fin perecerá para siempre”

e) Analicemos la expresión “poseer” en Proverbios 8:22
קָנָה caná raíz primaria; erigir, i.e. crear; por extens. Procurar, especialmente mediante compra (caus. vender); por impl. Poseer:- adquirir un campo, compra, comprador, comprar, dueño, efectivamente, ganar, poseer, posesión, recobrar, rescatar, venta

Si fuera literal este Proverbio 8 entonces preguntémonos:

¿En qué momento compro o gano o rescato el Padre a Jesús?
¿A quién se lo ganó o compró?

Los testigos pretenden hacer una doctrina de una alegoría y no se dan cuenta que están enseñando falsedades. El uso de la palabra sabiduría es solo una aplicación dada a Jesús
f) Analicemos el contexto de Proverbios 8

Pro 8:12 Yo, la sabiduría, habito con la cordura, Y hallo la ciencia de los consejos.(reina Valera 60)

Pro 8:12 "Yo, la sabiduría, habito con la inteligencia, y sé hallar los mejores consejos (Dios habla Hoy)

Pro 8:12 Yo, la sabiduría, habito con la prudencia, y he hallado conocimiento y discreción (B. de las Américas)

Pro 8:12 Yo, la sabiduría, moré con la prudencia y [yo] invento la ciencia de los consejos (r. v 2000)

Pro 8:12 "Yo, la Sabiduría, habito con la cordura y tengo la ciencia de los consejos. (Reina v. 95)

¿En el cielo a quién representa la cordura, inteligencia o prudencia?
¿Quién es la prudencia con la que habita la sabiduría? Es decir ¿Con quién habita Jesús?
Si el texto fuera literal ¿la cordura sería algunaesposa o hermana u otro ser no revelado a la humanidad?

No hay dudas, el pasaje no enseña que la sabiduría es la personificación de Jesús, el pasaje es una aplicación que se le puede hacer a Jesús.
g)En el Nuevo Testamento la palabra principio , con la cual los testigos pretenden hacer la comparación, tiene un significado totalmente diferente al empleado en Proverbios
Col 1:18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;
la palabra griega para principio utilizado en col 1:18 es:

ἀρχή
arjé: principio

Que para los griegos el arje se constituía en el principio originador de la vida.

Tales de Mileto decía que era el agua
Anaxímedes decía que el aire
Demócrito decía que era el átomo


En este caso el termino arje esta designando a Jesús como el principio o el originador de la vida ya que ese es el significado de dicho termino entre los griegos
h) Aunque para muchos los escritos de Elena White no es argumento válido, para los adventistas si, y ella hace la misma aplicación a este pasaje en sus escritos:
“Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el principio, Antes de la tierra. Antes de los abismos fui engendrada; Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Antes que los montes fuesen formados, Antes de los collados, ya había sido yo engendrada; No había aún hecho la tierra, ni los campos, Ni el principio del polvo del mundo. Cuando formaba los cielos, allí estaba yo; Cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo; Cuando afirmaba los cielos arriba, Cuando afirmaba las fuentes del abismo; Cuando ponía al mar su estatuto, Para que las aguas no traspasasen su mandamiento; Cuando establecía los fundamentos de la tierra, Con él estaba yo ordenándolo todo, Y era su delicia de día en día, Teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Me regocijo en la parte habitable de su tierra; Y mis delicias son con los hijos de los hombres. Ahora, pues, hijos, oídme, Y bienaventurados los que guardan mis caminos. Atended el consejo, y sed sabios, Y no lo menospreciéis. Bienaventurado el hombre que me escucha, Velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis puertas. Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará el favor de Jehová. Mas el que peca contra mí, defrauda su alma; Todos los que me aborrecen aman la muerte”. Proverbios 8:22-36"


Mensajes Selectos Tomo 1, pág. 291
"El Señor Jesucristo, el divino Hijo de Dios, existió desde la eternidad como una persona distinta, y sin embargo era uno con el Padre. Era la excelsa gloria del cielo. Era el Comandante de las inteligencias celestiales, y el homenaje de adoración de los ángeles era recibido por él con todo derecho. Esto no era robar a Dios.Declara: "Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra. Antes de los abismos fui engendrada; antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Antes que los montes fuesen formados, antes de los collados, ya había sido yo engendrada; no había aún hecho la tierra, ni los campos, ni el principio del polvo del mundo. Cuando formaba los cielos, allí estaba yo; cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo" (Prov. 8: 22- 27).*
Hay luz y gloria en la verdad de que Cristo fue uno con el Padre antes de que se estableciera el fundamento del mundo. Esta es la luz que brilla en un lugar oscuro haciéndolo resplandecer con gloria divina y original. Esta verdad, infinitamente misteriosa en sí misma, explica otras verdades misteriosas que de otra manera serían inexplicables, al paso que está encerrada como algo sagrado en luz, inaccesible e incomprensible."

Exaltad a Jesús 11
"Cristo declaró mediante Salomón: "Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras... Cuando ponía al mar su estatuto, para que las aguas no traspasasen su mandamiento; cuando establecía los fundamentos de la tierra, con él estaba yo ordenándolo todo, y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de él en todo tiempo" (Prov. 8: 22, 29-30)."



En este texto de Proverbios Elena W. hace una aplicación a Jesús no para decir que él era engendrado o creado y más bien la cita de ella esta destacando la divinidad de Jesús y su relación estrecha con el Padre, la unidad entre ambos
i)Si la sabiduría fuera una personificación literal de Jesús como dicen los testigos entonces no estaríamos hablando de Jesús como un ser masculino, sino femenino.
En Cantar de los cantares 2:1 muchos teólogos mediante una aplicación espiritual le han designado a Cristo los títulos “Yo soy la rosa de sarón y el lirio de los valles” no indicándose así que Jesús sea femenino o que sea una rosa, es simplemente una aplicación espiritual.
En Ezequiel 28 hallamos otro ejemplo de este tipo de aplicación donde al rey de tiro en parte representa a Satanás
Referencias:
Biblia Reina-Valera 1960
Diccionario bíblico strong
Elena White, Mensajes selectos, tomo I
Elena White, Exaltad a Jesús
Página [1 2 3 ]